Logo Sexagesimal Sexagesimal.org
Viernes 53 de caduce 6
de    en    es    fr    it    nl    pt

Introducción

Problemática

Método

Proposición

Año tipo

Conclusión

FAQ

Conversión

Sostén

Contacto

Preguntas más frequentes


¿Es serio este proyecto de calendario sexagesimal?

Este proyecto es del todo serio. Es muy más serio que el calendario actual. ¿Es serio medir el tiempo con dos sistemas diferentes, uno para el día y otro para el año? ¿Es serio medir el tiempo del año con unidades (los meses) cuyo tamaño cambia continuamente? ¿Se nos ocurriría medir longitudes o capacitades con unidades variables?
El sistema actual es absurdo, su complicación no está justificada, trae sólo inconvenientes.


¿Por qué cuestionar el calendario gregoriano?

Por varias razones.
1) Es absurdo utilizar dos sistemas de medida del tiempo, uno para el día (el sistema sexagesimal) y otro para el año (el sistema gregoriano).
2) El calendario gregoriano es inútilmente complicado. Si se aplicara el sistema gregoriano a la medida de la hora, eso es lo que sucedería... A lo largo de un ciclo de 28 días se sucederían 14 modelos de día diferentes, las mismas horas tendrían varias duraciones posibles, el conjunto causando tantas diferencias de un día al día siguiente que tendríamos que cambiar de reloj cada mañana así mismo como cambiamos de calendario cada primero de enero, acción cuya absurdidad no se recalcará nunca bastante.
3) Esta complicación es una causa de molestias innumerables. El que no tenemos un solo año tipo nos obliga a reescribir cada año los horarios de las compañías de transporte, los calendarios escolares, el programa de trabajo de las empresas, etc. Total, fabricamos completamente falsos problemas y luego perdemos un montón de tiempo intentando resolverlos.
4) El calendario gregoriano no permite de asociar de una vez para siempre una fecha del mes con un día de la semana. Eso es un inconveniente mayor que nada puede justificar.
5) La fecha del primero de enero no corresponde a ningún acontecimiento astronómico. Es puro arbitrario.
6) El calendario gregoriano no es admitido por el mundo entero. La referencia inicial al nacimiento de Cristo no es aceptada por todos (y ¿por qué tendría que ser?) y hasta en la cristiandad compite con el calendario ortodoxo (juliano).
Por todas estas razones, un calendario universal ha de reemplazar el calendario actual.


¿No atentará contra numerosas tradiciones el paso de la semana a la secena requerido por la adopción del calendario sexagesimal?

Razonar así equivaldría a confundir las paredes de una casa con sus muebles.
La semana existe desde muy antiguo. Es la medida (muy aproximada) de una fase lunar. Existía desde hacía mucho tiempo cuando aparecieron las religiones actuales, cada una trayendo sus propios símbolos para dar sentido a la sucesión de los días y de los años. Nadie puede reinvindicar su paternidad o su propiedad. Distinguemos luego las paredes de la casa (la organización aritmética de los días del año) de sus muebles (los símbolos y los ritos).
Desde ese momento, la adopción del calendario sexagesimal es sólo una mudanza. Dejaremos una casa vieja, inconfortable, en que no hay dos habitaciones al mismo nivel y en que hay tantos rincones que uno nunca sabe exactamente donde está, para una casa nueva, espaciosa, confortable y acogedora, en la cual cada uno podrá instalarse con sus propios muebles.
Y aun cuando estos muebles no fueran dispuestos identicamente (lo que es inevitable), no conservarían por eso menos todo su sentido.


¿Qué son de los días feriados?

Además de los días feriados que propone este calendario, incumbe a cada país instituir días feriados, religiosos o civiles, según sus propias tradiciones.


¿Cómo adaptar la duración legal del trabajo al nuevo calendario?

No se puede estudiar aquí el caso de cada país. Cada país tiene sus reglas y procesos de decisión propios. La adopción del calendario sexagesimal requerirá una adaptación del derecho del trabajo local. Por el hecho de que su concepción es más sencilla (un solo año tipo con subdivisiones regulares) esta adaptación traerá una simplificación, y luego una clarificación de las reglas.


El año sexagesimal se inicia con el solsticio de invierno (boreal). Ahora bien, éste puede caer el 21 o el 22 de diciembre. ¿Cómo resolver tal problema?

El año sexagesimal no comienza ni el 21 ni el 22 de diciembre. El año sexagesimal comienza... el primero de frigée. Por convención, esta fecha coincide con el solsticio de invierno boreal expresado en tiempo universal. Ahora el año trópico dura 365,2422 días. De ello resulta cada año una diferencia de aproximadamente un cuarto de día. Esta diferencia se resorberá cada cuatro años añadiendo un sexto día adventicio. Para ser preciso, podrá suceder (menos de una vez al siglo) que este intervalo sea de cinco años.
Ya es la flexibilidad del calendario sexagesimal: se adapta con el curso de la tierra alrededor del sol. Así puede ser utilizado durante millares de siglos sin reforma.


En el calendario sexagesimal los años se expresan con tres números. ¿Qué ocurrirá después del año 999?

El año después del año 999 será el año 1000. Luego 1001, 1002, 1003 y así sucesivamente sin limites.
Hoy día en muchos paises, cuando se escribe una fecha en números, sólo se escriben los dos últimos números del año (por ejemplo 04 por 2004). Al rellenar un formulario esto puede estar una fuente de confusión entre una persona nacida en 2001 y una persona nacida en 1901. Escribir tres números permite evitar cualquier equivocación. Es una notación convencional.


¿Tiene este proyecto una posibilidad de ser adoptado?

Hasta ahora todos los proyectos de reforma del calendario no han tenido éxito. Si tenga éste una posibilidad de ser adoptado, es precisamente por fundarse en la base sexagesimal que ya es utilizada por la humanidad entera para contar los minutos y segundos. Por eso es universal.


Página siguiente: conversión >

Si usted desea sostener este proyecto, tenga a bien firmar la petición que está en la página sostén.
Aquellos traductores que deseen desarrollar benévolamente nuevas versiones de este sitio pueden darse a conocer mediante la página contacto.
Logo tête Edouard Vitrant
© 2003-2018, Edouard Vitrant